Prehistoria del Rock Nacional.

Por Emanuel “Tano” Masutti (revista Contratiempo, Paraná E. Ríos)

 

Quizás el antecedente mas lejano que tengamos sobre el rock en nuestro país sea el estreno de la película “rock around the clock” en enero de 1957. Víctor Pintos cuenta en su libro “Tanguito, la  verdadera historia”, que hay quienes decían que el furor causado fue tal que se llegó a bailar rock n´ roll frente al obelisco. El primero en grabar rock n´ roll en la Argentina fue el trombonista de la orquesta de jazz de Lalo Schiffrin, Eddie Pequenino, bajo el seudónimo de Mr. Roll y sus Rockers. 

El diario La Razón de el 5 de mayo de 1958 anunciaba: “Bill Halley llega a Buenos Aires para dislocar a la juventud porteña con el rock”.

Decía Pajarito Zaguri: “Yo no fui a verlo. Para nosotros, Bill Halley era medio comercial, medio caretón.

Nosotros éramos de Gene Vincent y Little Richard, entonces no le dimos bola.” Pajarito era del grupo que luego naufragó en La Cueva y La Perla De Once a mediados de los sesenta y que en 1966 formó junto a Moris, Alberto F. Martín y Antonio Perez Estévez “Los Beatniks”, banda que grabó el 2 de junio de ese año un simple con los temas “no finjas más” y “rebelde”, trabajo que es considerado para algunos y para mi como la primer grabación de rock argentino.

Ya al comenzar los 60 surgen en Méjico los Teen Tops, que se dedicaban básicamente a interpretar versiones en castellano de los principales éxitos del rock estadounidense. A traves de canciones como “la plaga”, “popotitos” y “el rock de la carcel”, llega por primera vez a nuestro país el rock en castellano.

Mientras tanto, en distintos barrios porteños empiezan a aparecer muchos conjuntos como los Picks Ups, Los wonderfull, Los Dukes, Los Tammys y otros, que solían presentarse los sábados en bailes de clubes bonaerenses.

También los sábados al mediodía se irradiaba un programa en vivo por radio Libertad cuyas figuras principales eran Johnny Tedesco y Lalo Fransen, entre otros.

Tiempo después los directivos de canal 11 decidieron contratar el elenco completo y poner en el aire “La cantina de la Guardia Nueva”. El programa  creció en audiencia y la RCA decidió llevarse sus figuras a Canal 13 en donde nació el fenómeno juvenil llamado “El club del clan”.

Este programa salía todos los sábados a las 20:30 Hs. Y su figura estelar era Palito Ortega, quién junto a Tedesco, Fransen y Nicky Jones había formado los Red Caps con el que grabaron “la mantequilla” (Move It) de Cliff Richard y “El Twist del recluta”, de ortega.

En 1963 la CBS se puso en competencia con la RCA y contrató a Roberto Sánchez, “el Elvis de Valentín Alsina” que rápidamente paso a llamarse Sandro, con una personalidad de gitano creada por su manager Mario Naon. Ese mismo año Sandro grabó varios simples para este sello.

Tanguito (Alberto Iglesias) también debutó ese año como cantante de Los Dukes, quienes publicaron un simple con un tema de Palito Ortega “Decí porque no me querés” y una del propio Tango “Mi pancha”.    

En 1964 Roberto Sánchez apareció como Sandro y Los de Fuego, con quienes grabó un simple que incluía los temas “hay mucha agitación” y “las noches largas”.

Luego debutó en el cine con “convención de vagabundos” donde se lo vio cantando “ha vuelto el rock n´ roll”.

Piero debutó en la televisión con canciones melódicas cantadas en italiano como “ A la cara, cara nonna” con la que obtiene un éxito considerable.

En Rosario había dos grupos que eran los mas populares de los carnavales: Los Hurricanes y Los Wilds Cats, integrado este último por Litto Nebbia y Ciro Fogliata. Su repertorio paso de rock n´roll de Elvis y Chuck Berry al beat de los Hollies y The Animals.

En 1965  Los Wilds Cats llegaron a la Capital, rebautizados como Los Gatos Salvajes, e hicieron una prueba ante Carlos Baylón, creador del programa de radio y televisión “escala musical” y fueron contratados por  un mes. En esta época que comenzaron a surgir iniciativas creadoras tanto en Buenos Aires como en el interior del país, con una fuerza inusitada.

Mientras en La Cueva de Pueyrredón Litto Nebbia, Javier Martinez, Billy Bond, Tanguito, Moris, Pajarito Zaguri, Miguel Abuelo, Pipo Lernoud y otros, empezaron a plasmar sus nuevas cadencias, también pasó en Quilmes con Mach 4 ( Luego Vox Dei), en Belgrano con Almendra y David Lebón, en El Palomar con Santaolalla y Arco Iris, en La Plata con La Cofradía de la Flor Solar y así en  tantos otros puntos del país. Lo mismo ocurrió con el teatro, la pintura, la literatura, el diseño gráfico, la escultura, las cuales evidenciaron una mayor trasgresión. Mucho tuvieron que ver instituciones como el Di Tella y un pequeño sector de la prensa sensible con las nuevas corrientes.

Cabe recordar que todo esto ocurrió bajo un clima altamente represivo como lo fue la dictadura del Gral. Onganía.

Entonces, en ese contexto social de rebeldía en las artes y  con una avalancha de sonidos ardientes, fue que nació nuestro rock. El “Rock Nacional”.

Anuncios

1 comentario »

  1. demian said

    Por lo menos a mi me costó y por momentos me sigue costando hacerme cargo, por decirlo de alguna manera, de los q integran la historia del rock en argentina, en muchos casos no veo donde está el rock, si veo q hay mucho folk y cosas cercanas a eso pero en fin, supongo tambien q habrá sido muy difícil ser “rebelde” en una época como esa, pero como sea, me pareció interesante el informe.

RSS feed for comments on this post · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: