Entrevista a Ramón Ayala

 ww.jpgPor Naikén.

Ramón Ayala, como se lo conoce, es uno de los pilares fundamentales no sólo de la música popular misionera, sino también de la literatura y de la plástica.

Se inició en los  caminos del arte a muy temprana edad, y con un talento admirable y mucha dedicación rápidamente se consagró como un grande.

“El Mensú”, un mito viviente de la cultura popular argentina, su carisma, sus recuerdos y su visión están plasmados en esta entrevista, que tan gentilmente permitió realizar a Identidad Urbana.

-¿Cuáles son sus inicios en el arte?¿ Qué lo impulsa?

En el caso mío el arte es algo que viene incorporado con uno ya,  esa inclinación, esa vocación hacia los actos bellos del quehacer en el orden literario, musical o plástico. Pero lo que lo impulsa a uno fundamentalmente son estados de conciencia. Con en el caso de Misiones por ejemplo, que uno comprende que ha sido parido por esta tierra y que le debe a ella el respeto, también el amor, y  la proyección de su fisonomía o de su geografía al conocimiento popular, ¿No? Entonces mi obra está radicada precisamente en eso, en lograr los elementos fundamentales, incluso aquellos que están perdidos, como era el mensú en su momento y proyectarlos en el ámbito nacional o internacional a través de la obra, ¿No? A través de los ritmos.

-Arte popular misionero.

Claro. Que tiene que ver precisamente con el hombre como eje del paisaje ¿Es el hombre el único bicho que anda por ahí? No. Anda por la mala vida sin darse cuenta de ello, como muchos bípedos humanos que tampoco se dan cuenta que están vivos. Lo importante es ejercer la vida, llevar  el timón de su propia nave, no ser un naufrago en el mar de la vida, no, no, no.

 

-¿Entonces, para usted qué es la vida y como la vive?

Mirá. La vida así como es un acontecimiento fortuito, porque nadie te pidió permiso para traerte, ni nadie planeo a lo mejor traerte, sino que vos viniste por imperio de la casualidad o la causalidad, por un encuentro el amor, hasta por una violación hay gente que está en la vida pero lo importante no es el origen, lo importante es la posesión de ese acto, digo: bueno, yo estoy vivo, por Dios, por el acaso, por el misterio, por el infinito o por cualquier cosa, ahora voy a vivir mi vida ¿Y mi vida que es? La vida no es solo respirar, no. La vida es tener conciencia de que uno está vivo y que va viajando en las maravillas de las cosas cotidianas. No perderse en todo este tumulto y ser una hoja en la tormenta es el sentido de la vida, que yo pienso que todo hombre debe tener ¿No? Si es que tiene capacidad para ello.

 

-¿Qué es Dios para usted?

Dios, para mi, es una medida del infinito, una de las medidas del infinito, te dejo que vos analices esto: ahí esta la síntesis de todo.

 

-En cuanto a todas las devoluciones que usted a echo al pueblo misionero con su arte multifacético, por llamarlo de algún modo, tuvo en algún momento alguna vinculo con la política o alguna ideología?

Es que todo esta ligado con la política, el existir es una política, yo como soy un hombre popular, producto del pueblo: soy un hombre de izquierda, que piensa que técnicamente esa concepción puede llevar al hombre alguna vez a ser dueño de su destino, porque vos no podés ser aliado de tus verdugos, vos tenés que ser aliado de tus pares, y tus pares son el resto del cuerpo, del pueblo, entonces mi actitud es altamente positiva en cuanto a los beneficios del hombre, para el hombre, y con el hombre, hombre decimos como género humano.

-¿Fué incluso molestado por su forma de pensar,  por sus actos o por lo que manifiesta?

Mirá. Todo hombre que piensa desde Jesucristo hasta este tiempo, corre riesgo de ser amonestado, de ser perseguido, de ser negado, incluso de ser matado. Jesucristo murió porque tenia convicciones propias, bueno, el che Guevara también, u otros por otro lado, Lincoln que liberó los esclavos, bueno, y bien eran seres que tienen que estar en el orden de lo revolucionario, están en el orden del descubrimiento, Cristóbal Colón por ejemplo, que después de descubrir este continente, terminó preso. Un, por ejemplo, Cervantes Saavedra  que ha construido su obra máxima en la cárcel, un José Hernández, creador del Martín Fierro, anduvo perseguido por Mitre; es decir que todo ser humano que ha creado ha tenido su contrapartida siempre, producto por general del interés creado, entonces, como no va a tener Ramón Ayala, que no es ni Jesucristo, ni Cristóbal Colón, ni Lincoln. Entonces, estamos expuestos siempre  a ese problema, ¿No? Porque ya es una característica del ser humano, ¿No? La envidia, la egolatría,  la negación, la persecución, como aquel que dice “si no  lo  hago  yo  no  sirve”, no.

 

-Y adentrándonos mas en su faceta de creador: ¿Cómo nace de usted el Gualambao?

Bueno. El Gualambao es el producto de un estado de conciencia. Yo veo esta provincia tan maravillosa en el color, no permito que la provincia avance de tal forma me tape la visión. Que el árbol no me tape el monte, sino verla en perspectiva, y cuando  ves una provincia como ésta en perspectiva, con una catedral del agua como podríamos llamar así a las Cataratas del Iguazú, un río que tiene aquí casi cuatro kilómetros de ancho, la tierra roja, el verde, San Ignacio, todo este universo que se mueve a través de su provincia, o de su interior, no podés encajonarlo dentro de un ritmo cualquiera de los que andan por ahí, porque le queda -para mi criterio, y respeto todas las demás concepciones- un poco chico el traje, y el Gualambao es un ritmo amplio, de amplio espectro que va acorde, según mi criterio y ya el de muchas personas también, con el cuerpo de la Provincia de Misiones.

 

-Nace también con una influencia aborigen, ¿No?

Bueno, el Gualambao tiene una conjunción de cosas, ¿No? Tiene el sonido del monte, el vuelo de la garza, el andar de la canoa sobre el agua que va produciendo ese ritmo, tiene también algo de las danzas  rituales de los aborígenes, tiene un montón de cosas que trasuntan por su ritmo, como es un ritmo de multiritmia, entonces tiene una cantidad de sugerencias y cosas elementales que lo componen.

-¿Cómo ve usted según su perspectiva la situación del pueblo Mbyá Guaraní?

Bueno  mira, los pueblos aborígenes adolecen casi todos del mismo problema, la indiferencia, del conquistador, o del blanco, o del gringo, que somos nosotros, eh, que no tenemos la capacidad de ver, digamos, el patrimonio que les hemos quitado, a todos los aborígenes, y no obstante eso, seguimos con una indiferencia ante las necesidades de estos señores que son los verdaderos padres del paisaje y de la tierra y del idioma, entonces, si nosotros somos verdaderamente algo en esta región del planeta, es porque están y han estado ellos, ellos nos dan el color, el sabor, todo este clima guaranítico que nosotros respiramos como Paraná, como Irupé, como Anahí, como Iguazú, eh, como Itaipú, como todo este clima que nosotros manejamos diariamente, es producto de esos padres del idioma y de la tierra, que dentro por ahí de su ignorancia no se dan cuenta de muchas cosas, por eso es  que con cuentas de vidrio les han quitado su  tesoro, porque tenían otro sentido de valoración de las cosas, entonces ocurre que están desprovistos de protección, yo creo que justo sería que el hombre tuviera la capacidad de restaurar esto o a medias, no tratarlos con la indiferencia, sino tratar de beneficiarlos en algo de lo mucho que les hemos quitado a los aborígenes.

-¿Cómo lo reciben a usted en el exterior, en cuanto a su persona y a su arte?

Y bueno, cuando se tiene la suerte o la capacidad de trabajo de haber logrado un nombre, de haber logrado la trascendencia de obras como en este momento, por ejemplo, Los Nocheros están cantando una zamba de Ramón Ayala, Los de Salta también, Joan Manuel Serrat esta cantando el poema numero veinte de Neruda con música de quien te habla, entonces uno ha  conquistado el respeto de la gente, entonces el recibimiento que uno tiene en lugares como Brasil por ejemplo, en México, Chile, en España misma u otros países, es porque precisamente existe un antecedente de la trayectoria de uno, que ayuda al respeto y al reconocimiento.

 

-¿Qué dificultades tiene ser Ramón Ayala?

La vida es difícil, el echo de vivir y tener una lucha en este clima tan difícil, como es el arte, todo implica una dificultad, como  es una tremenda dificultad la conquista de los oficios, yo creo que no hay nada mas importante para el ser humano que ser pleno en su quehacer, no como algunos que hacen una sola cosa y la hacen mal. Hay tipos que escriben un libro y está mal escrito, porque son apresurados, no han durado lo suficiente para que madure su mente y pueda producir obras extraordinarias, gente que pinta y no pinta bien, gente que canta y no canta bien, porque no se meten en su propio oficio a fondo, no se buscan, no se identifican, son permisivos consigo mismos entonces aceptan como una obra ya realizada lo que es el comienzo que esta mal realizado, entonces yo pienso que hay que madurar,  no hay que apurarse, no hay que desesperarse por mostrarse, porque eso es un signo de la egolatría y la vanidad, no, no. Hay que  tener la conciencia de saber esperar, de trabajar cotidianamente, de luchar para ser mejor, y representar a su pueblo dignamente.

 

-¿Cuál sería su mensaje a los jóvenes misioneros?

Bueno, el mensaje que yo quiero dar a los jóvenes, si yo fuera joven todavía, aunque todavía lo soy un poco, es que jamás le den la espalda a su provincia, por mas que se enamoren de ritmos extranjeros, por mas que les guste la cumbia, el rock, el jazz, todas estas cosas que de una manera están de moda, no se olviden de su propia tierra, porque un ser que no tiene identidad, es un flan, no tiene rostro, la identidad no es el pasaporte, ni lo es la cedula, ni el DNI, la identidad es la identidad del alma, si te preguntan: ¿qué es usted? ¿de donde viene? ¿cuál es su música?¿cuál es su paisaje?¿cómo es el sonido de su voz?¿de sus canciones?…vos no podes cantarle un rock, por ejemplo, porque eso es necesariamente patrimonio de Estados Unidos o Inglaterra, entonces yo creo que lo importante de esto es también gozar  de eso, como yo, que soy admirador de los Pink Floyd y de otras  bandas importantes, pero no por eso voy a dejar todo este universo de cosas por aquello, no, me gusta, nada mas, como me gustan en el orden de la pintura otros pintores del mundo, pero yo no los visito, no los imito porque la imitación siempre recuerda al original, y es mejor  ser  uno  y  no  ser  el  otro.               

Anuncios

10 comentarios »

  1. Iván said

    Hola, a pesar de que soy admirador de Ramón, quiero hacerle unas serias críticas. Primero, el Gualambao es un estilo, pero es un estilo personal de Ramón, me parece egoísta querer caratular un estilo creado por uno mismo cómo representante de una provincia. Recordemos que Misiones sólamente es jóven de forma legal, con su provincialización a medio siglo XX, sin embargo, sus primeros habitantes la pueblan desde hace 10000 años antes de cristo…no voy a detenerme en toda la historia de Misiones! pero basta que se entienda que su historia y sus influencias son inmensas. el chamamé? uno de los tantos.
    Segundo, nada nace del aire, si ramón se siente creador, (yo diría impulsador) de un estilo local, bien sería bueno que diga que es la conjunción de una pluralidad de estilos, de siglos de música de boca en boca, de cientos de artistas masticando, procesando el arte, de los cuales el ramón se habrá nutrido, me parece eogísta hacer creer que uno inventó así por así la pólvora, porque ni la pólvora se inventó así, nada en este mundo surge de esa manera, no es su forma. Ponerle el título a la forma que el arte adopta en alguna región es cuestión de alguien que lo diga, pero por sobre todo, la palabra es de la gente, y la gente misionera no siente el gualambao como un estilo único.
    Tercero, su poesía es mágica y muchas veces retrata muy bien nuestra cultura misionera, pero lo critico muy profundamente por vivir en Buenos Aires. si es tan misionero y tan creador del estilo que lo representa, que viva acá, en la bajada vieja, sino las palabras quedan en la nada. yo admiro la cultura catalana, no conozco cataluña, ni jamás seré catalán porque sepa hablar catalán y escriba sobre el mont jûic i el mediterrani. me crié en Buenos Aires y decidí vivir en mi tierra, en Misiones, donde yo consigo la plenitud, donde doy lugar a los hechos de mis afirmaciones, sería mucho menos misionero si me iría a vivir a San telmo, a impregnarme y respirar un aire tan cargado de algo muy diferente a vivir en este codo del Paraná.

  2. Iván said

    pd. En San Telmo la gente no se viste de gaucho, y antes a lo sumo se vestía de compadrito tanguero.

  3. identidadurbana said

    muy bueno tu aporte Iván.
    Ramón en este momento se debe estár pegando la cabeza contra la pared por las palabras que le dijiste.
    JAJAJA. Mentira, un chiste.
    La verdad, muy valiosa tu opinión. En Identidad Urbana todas las opiniones son valiosas. Espero que sigas en contacto con nosotros y, si queres, te sumes al equipo.
    un gran abrazo.Muchas gracias.

    naikén.

  4. Ayelen Solonyezny said

    Me parece un artículo incompleto, necesito su bigrafía (el día en que nació, sus padres, etc.) me gustaría que estuviara más completo, para poder, aprender y conocer más!!!!!!!!!!

  5. Carlos said

    Ivan, comienza diciendo que sos admirador de Ramon Ayala (ad viene de “abajo”, mirar desde abajo, ad mirar) y creo que se contradice al querer denostar a Ramón Ayala cuando lo critica “profundamente” por vivir en Buenos Aires, donde Ud., admite haberse criado… vaya a saber porqué cosas usted parece odiar a Buenos Aires. Pero más allá de eso usted peca de cierto candor en sus apreciaciones de tipo fundamentalista, es decir con cierto fanatismo por haber nacido en Misiones. Eso suena como medio a soberbia a pontificar a ser el propietario de una verdad que, a todas luces es opinable, por eso le escribo. Usted nació en Misiones y no por elección, nació por ese sortilegio que es la vida, porque no se elige el lugar en donde se nace, ni con qué color de ojos, o piel o cabello, si será genéticamente gordo o flaco, bajo o alto, tampoco se elige a la familia… no que si se puede elegir y que no viene dado de la naturaleza, es ser una buena persona y para eso hay que andar un poco. Si usted tomara la carrera artística de muchos compositores, músicos, en fin, artistas se dará cuenta que estuvieron o están recidiendo en Buenos Aires y no porque les guste la ciudad, sino porque la producción está asentada allí, si no con ese criterio también denostemos a Teresa Parodi, al Chaqueño Palavecino y tántos otros. Busquemos otro ejemplo: Quizás Alcibiádes Alarcón, Misionero y Guaraní en vez de quedarse en su pago hubiera ido al gran escenario que es Capital Federal, no hubiera pasado desapercibido para el resto del país y en el caso de Ramón Ayala si no hubiera estado en Buenos Aires su carrera se hubiera acotado muchísimo, quizás tanto como la de su hermano Vicente que se quedó en Misiones y prácticamente con Alcibíades su carrera quedó allí, de entrecasa, digamos. En cambio Ramón Ayala, no se fugó de Misiones, es el mejor embajador que tiene la tierra colorada, porque ha recorrido el mundo llevando el ritmo de la selva, de sus caminos de sus ríos, de sus pájaros, se nutrió de otras costumbres para compararlas con las nuestras y se quedó con Misiones a la que proyecta desde la difícil Buenos Aires, Argentina… si Argentina, pues parece que usted viviera en otro país. Creo, y disculpe mi sinceridad Ivan, le está faltando mucho para madurar, y le diría que la soberbia es mala consejera, ahuyenta a los buenos espíritus, y no es justa con los justos, sino que fundamentaliza criterios y los ponen a un costado del rigor filosófico “ni tanto ni tan poco, todo es cuestión de medida”

  6. RAUL ALBERTO MIRANDA said

    hola x favor si me pueden enviar mas datos de la pelicula,el mensu que se grabo aca en misiones .me dijeron que los actores fueron pablo alarcon y claudio garcia satur. fue en el año 1988 -89 mas o menos ..gracias y los felicito por el trabajo k hacen

  7. identidadurbana said

    Raúl… buenas noticias para vos. No sólo encontramos recortes periodísticos y varias fotos de la filmación de la película. Sinó que además, podemos conseguir una copia del producto cinematográfico en cuestión.
    te mando un abrazo. y gracias por confiar en nosotros tu inquietud. Te estaremos mandando las novedades a tu mail. saludos!!

  8. mara said

    Me gustaría que publiquen algunas de sus poesías o cuentos porque me es muy dificil conseguirlos. Muy interesante la entrevista!

  9. Gisela said

    Muy buena la revista, completa.
    Comparto las palabras de Ivan en cuanto a que Misiones es joven solamente como provincia pero su historia, sus tradiciones, sus músicas y etc.,etc., es muy rica y pareciera ser que Ramón Ayala quiere hacer creer que antes de EL y su gualambao nada existía. Es acaso el único artista de Misiones que se fue a Buenos Aires buscando la gloria?

  10. gaston saavedra said

    se puede amar sin tener lo que se ama talves esto trae la nostalgia se puede decir y hacer otra cosa que la inconsecuencia del acto no quita consecuencia ala palabra que importa como viva ramon si nos canta con su guitarra y su garganta nos trae las imagenes de misiones con ese parnaso filosofopoeta aveses se jusga las obras por el artista

RSS feed for comments on this post · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: